Skip to content

Nubosidad variable, Carmen Martín Gaite, Editorial Anagrama

octubre 28, 2010
tags:

 

Nubosidad variable es una novela epistolar. La historia empieza cuando dos amigas del instituto distanciadas por la vida y el tiempo se reencuentran casualmente en una exposición de cuadros. La alegría de volver a verse le lleva a quedar en escribirse cartas, como hacían de pequeñas, para no volver a separarse.

Gracias a sus cartas, que ellas no se llegan a enviar, pero aún así escriben, nos vamos enterando de cómo han cambiado sus vidas, de cómo fueron y sus recuerdos y de cómo son ahora.

Mariana es psicóloga, y agobiada por el estrés del trabajo y los problemas con su pareja decide pasar una temporada en Cádiz. Al principio en casa de su paciente Silvia, y tras una discusión con ella en un hotel. Aquí se acuerda de su primer amor: Manolo Reina, y por azar se vuelve a encontrar con él, sin embargo se da cuenta de que ambos han cambiado, y que ella lo único que echa de menos es a su amiga Sofía.

Sofía está casada y tiene tres hijos, aunque su matrimonio está muerto desde hace tiempo, ella no se atreve a dar el paso de divorciarse, y es al ver a su marido con otra mujer, cuando decide irse de su casa al “refu”, un piso que era de su madre y donde ahora viven sus hijos. Estando allí se le aparecen fantasmas del pasado: el recuerdo de su madre, los veraneos con sus hijos cuando eran pequeños, los secretos con su amiga Mariana… Y decide que con escribirle no tiene bastante, que va a ir a verla a Cádiz, para no separarse nunca más

La historia acaba con las dos mujeres charlando animadas, leyendo todo lo que han escrito en esos días y mirando al mar.

               Los personajes: Mariana León: es una psicóloga muy conocida en Madrid. Acaba de romper con su novio, y decide marcharse a Cádiz para descansar. Es impulsiva, despistada, apasionada y obsesiva. Está acostumbrada a vivir sola.

Sofía Montalvo: es la hermana menor de Santi. Tiene tres hijos, y cada vez parece que menos amigos, se va encerrando en ella misma y en sus recuerdos, hasta que se cruza en su camino Mariana.

Ellas son las dos únicas protagonistas sobre las que gira la novela. Por el contrario hay muchos personajes secundarios:

Eduardo: marido de Sofía. Cada vez es más superficial, sólo  le interesan su imagen y el dinero. Apenas habla con su mujer.

Amelia: hija pequeña de Sofía, y a pesar de ello la que mejor la conoce. Ella y su amiga Soledad, a pesar de la diferencia de edad, siempre se han entendido muy bien con su madre. Se parece mucho a Mariana.

Encarna: hija mayor de Sofía. Aparece sobre todo en los recuerdos de su madre cuando era pequeña y las dos leían cuentos juntas. También toma más importancia al final de la historia, cuando su madre vive en su casa y las dos conversan alegremente durante todo el día.

Manolo Reina: pintor gaditano que estuvo saliendo con Mariana. Ahora vive en Nueva York y no pinta cuadros de acuarelas sino que se ha transformado en uno de esos pintores modernos y abstractos.

               La época en que sucede la acción son los años 80, se puede saber por las fechas que aparecen en las cartas y las alusiones de Mariana y Sofía a sus estudios en la universidad durante la guerra, o las reuniones con ideología política revolucionaria a las que alguna vez iban a escondidas.

Los lugares son varios: La casa de Sofía, en Madrid, El “refu” , la casa donde viven acogidos por los hijos de Sofía muchos jóvenes amigos suyos y donde la madre pasa unos días, La casa de Silvia, en un pueblecito de Cádiz. Aquí viene Mariana para desconectar de la gran urbe. El hotel de Sofía, en Cádiz capital.

Las circunstancias son familiares y de amigos, generalmente evocando recuerdos conjuntos. Optimistas y de alegría.

En algunos momentos, el ambiente es laboral, sobre todo cuando Mariana habla con sus compañeros de trabajo.

               El orden de la narración es cronológico, incluyendo abundantes flash backs. Predominan sobre todo narraciones y descripciones, casi no aparecen diálogos debido a que toda la novela son cartas escritas por las protagonistas, por el mismo motivo suele aparecer la primera persona.

               La novela es epistolar, resalta el rencuentro con una amiga y la recuperación de su amistad perdida. Tiene muchos toques feministas.

La obra es completamente realista, en ningún momento aparece ningún elemento fantástico. Nos narra la vida cotidiana de dos personajes, que podrían perfectamente existir en la realidad.

               La idea que Más me ha llamado la atención es una que se repite constantemente en el libro: la suerte aparece cuando no sales a buscarla, las vidas de las protagonistas se basan en eso, y me parece una enseñanza muy útil.

               Otra idea que me ha gustado es la de comparar la vida con un espejo roto, y para recomponerla hay que ir juntando los trocitos de todo lo que hemos vivido.

Me gusta mucho el enfoque de la autora, me parece un acierto el llevar la novela por medio de cartas y anotaciones de los personajes.

Lo positivo es que es una novela amena, para leer y disfrutar en tus ratos de ocio y lo negativo que la autora no consigue engancharte completamente, mientras estás leyendo te lo pasas muy bien, pero cuando ves el libro encima de la mesa no te llama especialmente para ponerte a leer.

               Me ha gustado mucho y me ha parecido muy bueno. Lo recomendaría a otra persona si la conozco bien y sé que le va a gustar, porque pienso que habrá muchas personas a las que les parezca muy aburrido.

Inés Molías López. 2ºBto.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: