Skip to content

El señor de las moscas, William Gerald Golding , Alianza editorial

marzo 20, 2010
tags:

Autor: William Gerald Golding (Newquay, Cornualles, Reino Unido, 19 de septiembre de 1911 – Perranaworthal, Cornualles, Reino Unido, 19 de junio de 1993) fue un novelista y poeta británico, Premio Nobel de literatura, conocido especialmente por su obra El señor de las moscas.
Resumen: El libro nos cuenta como se las ingenian un grupo de niños para sobrevivir en una isla desierta tras estrellarse en ella el avión en el que viajaban. La situación es todavía peor pues no ha sobrevivido al accidente ningún adulto, por lo que deberán sobrevivir ellos solos hasta qe algún barco les rescate. Para ello, Ralph, que es el primero en despertar tras el accidente, decide cuando van llegando más niños que deberían nombrar a un jefe y como él tiene una caracola que ha encontrado en la playa, le nombran jefe a él. Tras unos días de incertidumbre sobre cómo se las van a arreglar, aparece de la selva un grupo de chicos encabezado por un tal Jack, un chico arrogante, que tras una discusión acepta que su grupo sean los cazadores, y cazarán jabalíes para los demás. Tras varios días de armonía, Jack y su grupo se separan del resto y forman su propia tribu salvaje, y dos de los niños mueren asesinados por ellos. Poco a poco, todos los niños se pasan al lado salvaje de la isla, y un día, el único que queda sin pasarse es Ralph. Jack decide ir a por él y matarlo, pero justo cuando lo va a atravesar con una lanza, aparece un oficial de un barco que vio el humo de la hoguera, y Ralph salva su vida.
El libro nos muestra cómo somos el género humano de impulsivos, violentos, y en el fondo, salvajes ante situaciones límite y que si existe un líder, la gente irá tras él como borregos.
El libro se titula así porque uno de los personajes se encuentra permanentemente rodeado de moscas, y es la primera víctima de la tribu salvaje encabezada por Jack, que lo confunde con una bestia.
Opinión personal:
El libro me ha gustado bastante, quizás se podría haber acortado un poco suprimiendo tanta caminata por la selva, pero aún así está bastante bien. He pasado un buen rato leyéndolo y además me he dado cuenta de lo crudas que son ciertas situaciones, y en estas situaciones las normas de convivencia se olvidan, convirtiendo en salvaje a la persona más culta y civilizada.

José Alberto Díaz, 2ºE

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: